5 estrategias de Lean Construction para aumentar la eficiencia en tus proyectos de construcción

Nos encontramos en un momento clave para la industria de la construcción en México: los efectos del nearshoring, la economía actual y el crecimiento urbano y de población son oportunidades invaluables que debemos aprovechar al máximo. Hoy más que nunca es importante mitigar los riesgos, aumentar la eficiencia de nuestros equipos y empujar por construcciones más sostenibles. Una de las estrategias más efectivas para lograr estos objetivos es la integración de múltiples metodologías de gestión de proyectos. 

En los últimos años, en ESCALA hemos logrado combinar nuestra metodología desarrollada en 1990 con los principios de Lean Construction para alcanzar resultados excepcionales en nuestros proyectos. En este artículo te compartimos cinco maneras en las que aplicamos esta metodología en los proyectos de construcción que administramos.

¿Qué es Lean Construction y por qué es importante en la gestión profesional de proyectos de construcción?

Lean Construction es una filosofía de gestión inspirada en el sistema de producción de Toyota, adaptada específicamente para la industria de la construcción. Su objetivo principal es optimizar los procesos, reducir los desperdicios y aumentar el valor agregado para el cliente. A diferencia de los métodos tradicionales de gestión de proyectos, Lean Construction promueve la colaboración entre todas las partes involucradas y se enfoca en la entrega de valor continuo.

La importancia de Lean Construction radica en su capacidad para:

  • Reducir los tiempos de entrega: Al eliminar desperdicios  y mejorar la coordinación los proyectos se ejecutan a un mejor ritmo. 
  • Mejorar la calidad: La atención al detalle y la mejora continua aseguran que los estándares de calidad se mantengan altos.
  • Aumentar la satisfacción del cliente: Los clientes reciben un producto final enfocado en sus objetivos y cumpliendo  con sus expectativas y necesidades.
  • Optimizar el uso de recursos: Se utilizan solamente los materiales y recursos necesarios, lo que reduce costos en desperdicios y minimiza el impacto ambiental.

5 maneras como ESCALA aplica la metodología Lean Construction

1. Big Room

El concepto de Big Room, también conocido como “Obeya” en japonés, es una práctica central en Lean Construction. En ESCALA utilizamos el Big Room para reunir a todos los actores clave del proyecto en un mismo espacio. De esta manera fomentamos la colaboración y la comunicación en tiempo real, identificando oportunamente las omisiones y permitiendo que se tomen decisiones rápidas y eficientes.

En el Big Room se emplean herramientas visuales como KPIs, tableros de progreso y gráficos de seguimiento para ayudar a todos los miembros del equipo a entender el estado del proyecto y planificar las próximas tareas. Así facilitamos la identificación temprana de problemas y la implementación de soluciones efectivas, mejorando la coordinación y reduciendo retrasos.

2. Scrum

Scrum es un marco ágil que adaptamos para gestionar proyectos de construcción, específicamente en la fase de pre-construcción. Se centra en la entrega iterativa e incremental, permitiendo que los equipos de trabajo sean más flexibles y capaces de adaptarse a los cambios. En un proyecto de construcción, Scrum implica roles claramente definidos: el Product Owner, el Scrum Master y el Equipo de Desarrollo.

En ESCALA organizamos el trabajo en sprints: ciclos cortos de tiempo durante los cuales se completan tareas específicas. Las reuniones diarias, o Daily Scrums, permiten que el equipo revise el progreso, identifique impedimentos y ajuste las tareas del día. Al final de cada sprint, llevamos a cabo una reunión de revisión y retrospectiva que ayuda al equipo a evaluar lo logrado y a planificar mejoras para el siguiente ciclo. De esta manera buscamos aumentar la eficiencia y la capacidad de respuesta del equipo, asegurando que el proyecto avance según lo planeado.

3. Takt Plan

El Takt Plan es una metodología que utilizamos para establecer un ritmo de trabajo constante y predecible. “Takt” proviene del alemán y significa “ritmo”. En Lean Construction, el Takt Plan divide el proyecto en zonas de trabajo específicas y asigna un tiempo determinado para completar cada zona.

Por ejemplo, en la construcción de un edificio, cada nivel puede ser una “Takt Area” con un Takt Time asignado. Esto significa que el trabajo en cada piso debe completarse en el período indicado antes de pasar al siguiente. Este ritmo constante facilita un flujo de trabajo continuo, minimiza tiempos de espera y optimiza el uso de recursos. En ESCALA implementamos la herramienta  Takt Plan para asegurar que todos los equipos de trabajo mantengan el mismo ritmo, evitando cuellos de botella y mejorando la eficiencia del proyecto.

4. Last Planner System

El Last Planner System (LPS) es una herramienta esencial en Lean Construction que se utiliza para mejorar la planificación y la ejecución de proyectos. LPS involucra a todos los miembros del equipo en la planificación, desde el plan maestro hasta la planificación diaria.

En ESCALA, el LPS se implementa a través de varias etapas:

  • Plan Maestro: Define los hitos principales y las fases del proyecto.
  • Plan Intermedio: Detalla las actividades de cada fase.
  • Planificación de Cuatro a Seis Semanas: Desglosa las actividades en tareas detalladas y elimina restricciones.
  • Planificación Semanal: Selecciona las tareas específicas para la semana siguiente, con el compromiso de los equipos de completarlas.
  • Reuniones Diarias: Revisan el progreso y ajustan el plan según sea necesario.

Al implementar el LPS buscamos asegurar que todos los involucrados estén alineados y comprometidos con los objetivos del proyecto, mejorando la fiabilidad y la eficiencia.

5. Identificación de Causas Raíz y Restricciones

La identificación de causas raíz es un proceso fundamental para la mejora continua en Lean Construction. En ESCALA empleamos distintas herramientas para identificar las causas subyacentes de los problemas y evitar su recurrencia. Algunas de estas incluyen:

  • Los 5 Porqués: Preguntar “¿por qué?” intuitivamente hasta llegar a la causa raíz.
  • Diagrama de Ishikawa: Visualizar las posibles causas de un problema en categorías como personas, métodos, máquinas y materiales.
  • Análisis de Pareto: Identificar y priorizar las causas más significativas.

Por ejemplo, si se detecta un retraso en la entrega de materiales, utilizamos estas técnicas para identificar si el problema se debe a una falta de comunicación con el proveedor, a problemas de logística o a errores en la planeación. Al abordar la causa raíz, se implementan soluciones que previenen problemas futuros y mejoran la eficiencia del proyecto.

Por otro lado, las restricciones son lo que llamamos en Lean, las “piedras” que están en el camino de la ejecución de los proyectos. En ESCALA mapeamos las restricciones durante toda la vida del proyecto para atacarlas y eliminarlas. Este seguimiento nos ayuda a eliminar tiempos muertos o desviaciones en nuestro plan de obra.

La integración de la metodología Lean Construction y nuestra metodología ESCALA APP ha sido fundamental para la gestión eficiente y exitosa de nuestros proyectos de construcción. Aplicando las herramientas que te compartimos en este artículo, es posible optimizar el uso de recursos, reducir desperdicios, mejorar la calidad del producto final y aumentar la satisfacción del cliente y del usuario final.

Desde 1990, en ESCALA nos establecimos como pioneros en la implementación de la Administración Profesional de Proyectos de Construcción en México. Trabajamos siempre con un mismo propósito: materializar la visión de nuestros clientes para convertirla en un proyecto exitoso.

ESCALA ®
Administración
Profesional de Proyectos
COMPARTIR ARTÍCULO
Facebook
Twitter
LinkedIn
¡Cotiza tu proyecto aquí!